Opiniones
SIN TABÚES

Normal y anormal

Por Ursula Müller • Lunes 23 de septiembre 2013

Cada cultura es un mundo, lo que es normal para unos, es anormal para otros. Todo se aprende, depende al final de nuestro ambiente.

Cuando hablamos de sexualidad es de por si ya un universo entero, lo que es normal para unos, es anormal para otros. Cada cultura a la vez es un universo también.
Todo varía dependiendo de lo que aprendemos desde niños. La realidad es que cada entorno que existe tiene sus propias creencias y valores morales particulares. Si pensamos que lo nuestro es realmente lo total, puede ser que para otros lugares y otras personas sea aberrante. Depende al final de los cambios que hemos sufrido en trascurso del tiempo y las variaciones de pensamientos que se han dado.

Hay tres grandes dimensiones en las personas humanas, debido a que se es corporal, mental y espiritual, o emocionales, afectivos y sexuales. Cada persona tiene diferencias dentro de estas tres dimensiones. Las variaciones se pueden comparar con un gran abanico de colores, se podría decir que son infinitos.

La sexualidad humana no es instintiva, a diferencia de los animales, las personas podemos decidir, aprendemos a la vez y decidimos lo que tomamos como nuestro. La identidad biológica se hace cultural, con lo que la sexualidad se hace más social, es un resultado, se sufre la construcción de género. Se asignan los roles a través de la sociedad, el cómo ser hombre y cómo ser mujer, esto, al igual que todo lo demás, varía en cada cultura y de lo que aprendemos como “normal”.

La naturaleza ha hecho al ser humano libre, por lo que se puede dar la libertad de tener actividad sexual de cualquier tipo. No se debe de pasar de la represión a la obligación. Y cada persona elige al final qué toma como bueno y como malo, según sus criterios morales, religiosos o culturales, las personas pueden decidir y existen grandes mitos que se han aprendido de generación en generación.

La vinculación generalmente se lleva muy bien, sin embargo, la desvinculación se maneja de una manera mala, hay que ser seres individuales. Se puede desvincular y se puede vincular si se quiere para toda la vida. Volvemos con que es también una decisión.

Cuando escuchamos a una persona con creencias diferentes, puede ser que nos disguste lo que piense o crea, debido a que esta libertad que se nos ha dado hace que seamos diferentes. ¡Abramos la puerta al respeto!

Comentario(s)

elQUETZALTECO se reserva el derecho a publicar o aprobar cualquier comentario que contenga lenguaje soez, vulgar, discriminativo, racista y/o que no esté dentro de los lineamientos de conducta y lenguaje adecuados. Cualquier usuario tiene derecho a expresar libremente su opinión con respecto al tema de cada artículo, los comentarios con críticas y/o en desacuerdo con lo planteado en ellos no serán borrados siempre y cuando se hagan de forma respetuosa y dentro de lo estabecido por estas normas.

OFITO

Encuesta

¿Qué le provoca más estrés?

Destacamos

TRABAJOS ESPECIALES

Recorrido-comunitario.jpg

Edición impresa

Mi Región Huehue

Mi Región Toto

Ediciones anteriores